SEDACIÓN CONSCIENTE

La sedación consciente con óxido nitroso hará que los pacientes entren en una relajación y analgesia provocada por la inhalación del gas, que hará que podamos hacer el tratamiento mejor.
Indicado en aquellos pacientes con fobia a la atención odontológica (a las agujas, al ruido de la turbina, dentera), reflejo nauseoso, niños con comportamiento difícil, ansiedad, o aquellos en los que queramos evitar el dolor leve de intervenciones pequeñas, con el fin de evitar la anestesia inyectada con aguja.

El paciente en ningún momento pierde el conocimiento, ni la percepción sensorial. Una vez se deja de inhalar el gas, en breves minutos se vuelve a un estado de conciencia como el inicial.

Se requiere una formación oficial y homologada para suministrar este gas.

Más información