RETIRADA DE AMALGAMAS DE PLATA

La amalgama de plata ha sido desde los comienzos de la odontología moderna uno de los tratamientos para la obturación de las cavidades limpias de caries. Antes de la aparición de los adhesivos y composites blancos, la única manera de reconstruir un diente era con amalgama. Dentro de sus componentes está el mercurio.
Es sabido que el mercurio, como metal pesado que es, puede pasar al resto del organismo, y en este caso desde los empastes.

En la Clínica Dental Dr. Eduardo Bujanda hemos instaurado un protocolo de seguridad para levantar empastes de amalgama de plata, bien porque el diente se ha fracturado o tiene caries y aloja una amalgama antigua, o bien porque algún paciente que conozca la odontología Holística o biológica nos mande quitar sus “empastes negros”.

Se debe aislar el diente con dique de goma para que no caigan dentro de la boca restos de la amalgama. Aspirar con doble aspiración, e irrigar para no sobrecalentar y producir mayor evaporación de gases al elevar la temperatura del mercurio. Forzar la ventilación de la sala, y cubrir al paciente al menos hasta la cintura con un paño. Proteger sus ojos con gafas.

También recurrimos a la naturopatía, como por ejemplo Chlorella y otros desintoxicantes del hígado como el Liver Detox. Ya sea para prevenir intoxicación, como para eliminar todo el mercurio que haya ido captando el cuerpo desde que se colocaron los empastes de plata.

Más información