IMPLANTOLOGÍA

Los implantes dentales son una de las mejores opciones de tratamiento para reemplazar los dientes perdidos.  En lugar de utilizar prótesis removibles, o usar los dientes adyacentes como soporte para un puente fijo, los implantes dentales son fijaciones a largo plazo que el cirujano dentista o el maxilofacial coloca quirúrgicamente en los huesos maxilares.

Los implantes dentales se han considerado una forma efectiva para reemplazar los dientes perdidos. Cada día se incrementa el número de personas que los utilizan.  Estos están diseñados para integrarse con los otros dientes de manera natural, mejorando así la estética dental y el resto de funciones de la boca.

El desarrollo y el uso de los implantes dentales es uno de los mayores avances en la odontología en los últimos 40 años. Los implantes dentales están elaborados de titanio y otros materiales que son compatibles con el cuerpo humano. Son estructuras que se colocan quirúrgicamente en el maxilar superior o inferior, donde funcionan como un anclaje sólido para reemplazar las coronas de los dientes que se han perdido.

¿Qué es un implante dental?


Los implantes dentales así como se aprecia en las imágenes, son parecidos a una raíz artificial que se adapta en el interior del hueso del paciente. La principal función del implante es ser colocado en el lugar donde se ha perdido uno o varios de nuestros dientes, para que de esta manera podamos colocar posteriormente una corona de porcelana o una prótesis removible anclada.

¿Cómo se integran los implantes dentales?


La raíz del implante necesita fijarse firmemente en el hueso, dicho proceso se le conoce con el nombre de Osteointegración que en otras palabras es el procedimiento en el cual el cuerpo humano establece una integración directa entre el hueso y el implante (material de titanio).

Esta etapa dura alrededor de 3 a 6 meses. Después de la etapa de osteointegración, el implante dental queda firmemente unido a la zona ósea de las arcadas, lo cual permite que se proceda a colocar una prótesis o una corona dental, para que el diente tenga el aspecto natural y saludable.

Existen distintos tipos de implantes dentales e incluso algunos son mucho más eficientes que otros. Se dice que los mejores implantes hasta el momento son los que están desarrollados con tecnología más avanzada debido a que su fabricación es con particularidades especiales (rugosidad, superficie, tipo de rosca, etc.)

Nosotros trabajamos con la marca ASTRA de DENNTSPLY IMPLANTS, así como con IMPLANTES MOZO-GRAU Y MICRODENT SYSTEM. Estas marcas son de las mejores del mercado de los implantes. Se asemejaría a llevar un coche de alta gama. Puede consultar en la web www.dentsplyimplants.es,www.mozo-grau.com o m.microdentsystem.com

Existen muchas marcas de implantes, pero no todos son elaborados con la misma tecnología, y de esta manera no todos tienen el mismo éxito a largo plazo. Estas marcas nos dan la seguridad de que trabajamos con uno de los mejores implantes del mercado no solo para la osteointegración (exterior y superficie del implante), sino también para la realización de la prótesis (interior para la retención y ajuste de la prótesis).

¿Quiénes pueden usar implantes dentales?


Existen algunas contraindicaciones absolutas y otras relativas. Algunas enfermedades generales como la osteoporosis, diabetes, reumáticas, pueden contraindicar la colocación de implantes.
El tabaquismo debería ser una contraindicación para la colocación de implantes. Aunque los colocamos en pacientes fumadores, estos deben saber que el pronóstico de supervivencia del implante es menor que en un paciente no fumador.
Ver “Terapias para dejar de fumar”
La mala higiene y los problemas periodontales no controlados son también una contraindicación para la colocación de implantes. Un implante contaminado por bacterias produce una periimplantitis que hará perder el implante.
Aun existiendo estas contraindicaciones, se colocan muchos implantes, pero el éxito de los mismos depende de la selección de casos, el estudio por parte de los profesionales, y el control e higiene exhaustiva posterior a la colocación de las prótesis.

¿Implante dental o un puente fijo?


 Hace unos años la única solución para reemplazar un diente perdido era la construcción de una prótesis fija o puente anclado a los dientes adyacentes a la brecha dejada por el diente perdido. Eso conlleva tallar o reducir esos dientes. Ha sido y es un tratamiento que funciona perfectamente, pero si existen buenas condiciones óseas y se puede colocar un implante, siempre preferiremos esto, a tocar los dientes del paciente.

Además la colocación de los implantes dentales es un proceso que no es complicado y conlleva poco dolor, soportable con la toma de la medicación habitual para la inflamación y prevención de la infección (antibiótico).

Más información