ENDODONCIA

Es una especialidad de la Odontología que abarca todos los tratamientos que se realizan sobre la pulpa interna de los dientes.

En principio consiste en la extirpación de la misma de los conductos de los dientes.

Existe un estado llamado pulpitis en la que se inflama la pulpa. Causada normalmente por una infección bacteriana a través de una caries. El dolor suele ser muy intenso debido al gran número de terminaciones nerviosas que hay por superficie de ese "nervio". Vulgarmente se le llama "nervio", pero la pulpa se compone de terminaciones nerviosas, vasos sanguíneos, linfáticos y células.

El tratamiento de endodoncia consiste en la extirpación de la pulpa, y posterior obturación o sellado del sistema de conductos con un material llamado gutapercha.
De esa manera las bacterias desaparecen del interior del diente y queda sellado para que no se vuelva a contaminar. Posteriormente habría que reconstruir el material de diente perdido por la caries con un empaste, y muchas veces con ayuda de un refuerzo interno (poste o perno), y con una corona de porcelana de recubrimiento total.

Es muy importante vigilar la evolución de estos dientes, ya que el diente endodonciado se queda deshidratado y tiende a la fractura. Por eso hay que protegerlos en la mayoría de los casos con una corona o funda.

Otros tratamientos sobre el diente endodonciado son la apicectomía y obturación retrógrada. Se realiza cuando la endodoncia inicial no está teniendo los resultados óptimos, y necesitamos abordar directamente el ápice del diente.

El tratamiento de endodoncia es uno de los más frecuentes en las consultas dentales.

Patologías que pueden requerir una endodoncia:
-Caries dentales muy profundas.
-Traumatismos o golpes
-Si la pieza dental ha sido manipulada en distintos procedimientos odontológicos (tallados para prótesis fija, obturaciones nuevas o cambio de antiguas)
-Cuando hay una inflamación irreversible del tejido pulpar (pulpitis).
-Cuando hay una necrosis (muerte) del tejido pulpar.

No siempre estará indicada la endodoncia en dientes con pulpa necrótica o lesión irreversible, en los siguientes casos se podrá optar por la extracción:

  1. imposibilidad de restaurar el diente,
  2. reabsorciones dentales importantes,
  3. fracturas,
  4. enfermedad periodontal,
  5. dientes sin valor estético o funcional, por ejemplo en muelas del juicio, o también llamados terceros molares, sin antagonista con el que pueda ocluir para masticar,
  6. pacientes problemáticos en los que no se asegure la duración de la endodoncia.

Más información